Blog
  • Inicio
22
05
2018

La combinación de aceites esenciales y deporte

Por Las Mesas 0

Los aceites esenciales son líquidos de la esencia volátil de plantas aromáticas extraídos por complejos procesos que llevan utilizándose desde las antiguas civilizaciones chinas y egipcias por considerarlos medicinales y terapéuticos. Hoy en día, con técnicas de extracción de aceites esenciales más avanzadas, la aromaterapia puede ayudar a mantener la salud en el deporte.

Las plantas aromáticas poseen una elevada cantidad de principios activos pero las moléculas se concentran más cuando son sometidas a procesos modernos como la destilación por arrastre de vapor de agua, la expresión, la maceración o la extracción con disolventes volátiles. Antes de adquirir aceites esenciales es importante tener en cuenta escoger aquellos de buena calidad: que no sean adulterados, que no tengan componentes sintéticos, que sean prensados en frío, 100% puros y, sobre todo, quimiotipados. Esta última palabreja significa que está indicado cuál es la molécula activa que inicia la acción terapéutica del aceite esencial, es un dato fundamental para entender qué contraindicaciones puede acarrear ese aceite en concreto.

Los beneficios de los aceites esenciales, a grandes rasgos, no sólo ayudan a calentar los músculos antes de hacer deporte o a drenar los músculos al finalizar el ejercicio con un masaje, también tienen propiedades como:

–              Antiinflamatorio

–              Antimicrobiano

–              Analgésico, aliviando los dolores musculares

–              Antiespasmódico, que puede ayudar en dolores menstruales

–              Dolores musculares que mejoran con calor como tortícolis o contracturas

–              Hidratantes

–              Apoyo inmunológico

–              Mejora en la concentración y el rendimiento

Pero, ¿cómo se aplican los aceites esenciales? Hay tres vías de hacerlos interactuar con nuestro cuerpo: tópica, inhalada y oral. La vía tópica es la forma más primaria de administración, los aceites se aplican en la piel con un breve masaje para que penetren y actúan en el interior generando beneficios rápidamente. Para la vía inhalada es necesario la utilización de un difusor que inundará la estancia con el aroma elegido ayudando a la concentración, dolor de cabeza o simplemente purificando el aire. Hay que tener en cuenta que al igual que no cualquier aceite esencial es válido, tampoco lo es cualquier difusor: ha de ser un difusor ultrasónico. Estos difunden y expanden por medio de vibraciones las micro partículas aromáticas haciendo efectivos los aceites. Por último, la vía oral es la menos recomendada porque ha de estar supervisada por su médico ya que los aceites esenciales han de tener un uso específico. Si vas a usar los aceites esenciales además de en el deporte, ten especial cuidado con las mujeres embarazadas, lactantes y niñas y niños menores de seis años.

En próximos artículos destacaremos los aceites esenciales más interesantes para ejercicios deportivos. Recuerda que pueden ser usados antes, durante y después de una actividad física o en cualquier ocasión si nuestro sistema muscular se ha visto implicado de manera concreta.