Blog
  • Inicio
21
02
2018

Cuatro formas de conseguir más fuerza en las manos levantando pesas

Por Las Mesas 0

En el levantamiento de pesas sostener los objetos con fuerza puede ayudarte a cargar más peso y superar tus récords personales. El truco más impresionante como poco realista es el de cargar dos discos de 20 kilos con la punta de los dedos y, aunque suena simple, colocar dichos discos en posición vertical y mantenerlos en equilibrios es difícil hasta para los profesionales. Y aunque es un ejercicio con el que no pierdes nada probándolo, eso sí: con discos de dos kilos y medio, has de tener cuidado y realizarlo de forma paulatina. El tener un agarre débil te predispone a lesiones por eso, vamos a hablar de cuatro modos de evitarlo.

Apretar el puño

Al coger una barra, aférrate a ella con fuerza, como si quisieras exprimirla. Para trabajar aún más, cierra y aprieta el puño no dominante en los movimientos que lleves a cabo con un solo brazo, como si estuvieses haciendo remos con mancuerna.

Mayor grosor, mayor dificultad

Encuentra barras, asas o las mismas mancuernas pero más gruesas para realizar los ejercicios de levantamiento de peso muerto y flexión. Si no las encuentras de un mayor volumen puedes hacer un DIY (‘do it yourself’, en inglés hazlo tú mismo) y envolver una toalla alrededor de una barra común para al agarrarla te sea más complicado. Así, has de saber que las barras más grandes, las que tienden a ser el doble de abultadas que las estándar, obligan a apretarlas con mayor fuerza para asegurar el agarre. 

En suspensión

Con un entrenamiento extra, una vez a la semana, puedes incrementar la fuerza de tus manos. Consiste en hacer una dominada y durante los próximos 30 segundos mantenerte en suspensión en la barra sin soltarte. Repite este ejercicio hasta que no puedas seguir agarrándote o no puedas elevarte para realizar otra dominada. 

Hacer un poco de todo

Para el correcto control de tu mano se ven involucrados más de 30 músculos, así para fortalecer estas conexiones piensa más allá de las barras. Colgar toallas de la barra, usar cuerdas gruesas y tubos de PVC obliga a la mano a agarrarte de forma diferente. Si cada semana llevas a cabo al menos tres series de dominadas de los tipos señalados con anterioridad, el cambio no tardará en llegar.