Blog
  • Inicio
06
02
2017

Claves para tonificar los músculos dorsales y abdominales

Por Las Mesas 0

Las bandas de resistencia, comúnmente conocidas como cintas elásticas, son una de esas herramientas que engordan la lista de aparatos usados inicialmente en la fisioterapia y añadidos después a ejercicios de deporte. Al ocupar poco espacio y ser fáciles de transportar, se convierten en un utensilio cómodo que ayuda a trabajar todos los grupos musculares potenciando la flexibilidad de quien la usa y, sobre todo, asegurando que ningún movimiento será agresivo, reduciendo las posibilidades de lesión.

Por ello vamos a utilizar un par de bandas con el objetivo de tonificar los músculos dorsales y abdominales en tres sencillos ejercicios.

El primero de ellos será sentados en el suelo sobre una esterilla. Abre las piernas formando un triángulo rectángulo siendo nuestro tronco el vértice más amplio. Con las piernas estiradas en direcciones opuestas, coloca la banda al rededor de uno de los pies, concretamente desde el puente de la planta del pie hasta recoger los dedos. Agarra los dos extremos de la cinta y con la espalda recta gira el torso hacia el lado contrario aplicando mayor intensidad a la banda. Mantén unos 30 segundos el estiramiento y vuelve a realizar el mismo ejercicio hasta cinco ocasiones. Después cambiamos de pie, pasamos la cinta, estiramos de los extremos, giramos el torso en el sentido opuesto y contenemos 30 segundos, volvemos a realizar el ejercicio cinco veces.

El segundo ejercicio trata de pasar la cinta por debajo de los pies mientras estás de pie y con el cuerpo completamente estirado. Con las manos en posición paralela y pegadas a nuestro cuerpo, estiramos de la cinta aplicando tensión. A continuación, flexiona las rodillas y levantamos los brazos hacia delante estirando más la cinta. Después ponemos rectas las piernas adelantando cabeza y pecho y formando un ángulo de casi 90º con nuestro cuerpo, manteniendo siempre la cinta estirada delante de nuestro cuerpo y los codos estirados.

Por último, colocaremos la cinta elástica en un lugar fijo que aplique tensión si estiramos. Así, nos tumbamos en la esterilla, y con cada mano sujetando un extremo de la cinta levantamos nuestro torso hacia delante realizando abdominales, flexión del tronco con cuidado de no hacernos daño en la columna. Las manos llegarán a la altura de nuestra cadera, estirando la cuerda consigo.